• La pérdida de datos en pendrives y memorias SD se debe en más de un 20% a fallos de usuario al desconectar el dispositivo sin seguridad o antes de tiempo.
  • Guardion aconseja tener hecho un backup de los datos importantes que almacenemos para poder recuperar archivos borrados

Tanto los discos duros como los pendrives y las memorias SD comparten el hecho de que son sumamente convenientes para almacenar datos, tanto por su tamaño como por su precio, pero tienen fama de no ser muy confiables, bien sea porque se pierden con cierta facilidad o porque fallan cuando más se les necesita.

Recuperar archivos

A ello se le suma el hecho de que el error humano juega un papel más importante que cuando se almacena información en un disco duro o SD, por el simple hecho de que cuando se borra un archivo de la memoria SD o pendrive, no hay papelera de reciclaje y por ello es más complicado recuperar los archivos borrados.

Lo cierto es que la eliminación por error de algún archivo en estos dispositivos de almacenamiento flash es uno de los principales motivos por el cual los usuarios solicitan asistencia profesional. Cerca de la mitad de las admisiones de memorias SD o pendrives corresponden a esta categoría de borrado por error.

La buena noticia es que en muchas ocasiones, estos casos tienen solución. En los dispositivos de almacenamiento flash, cuando un archivo es eliminado, este no desaparece del todo, lo que sucede es que se borra la posición que ocupaba en la memoria, en una tabla del dispositivo denominada FAT, pero tan pronto se almacene un nuevo archivo este ocupará dicha posición, haciendo irrecuperables los datos perdidos.

Programas “mágicos” para recuperar archivos borrados

Son muchos los programas ‘gratuitos’ que dicen poder recuperar archivos borrados por error, recuperar memorias SD o pendrives que muestran mensajes de error. Lamentablemente, lo que ocurre con muchos de estos softwares es que no hacen nada, empeoran la situación o resultan ser malwares o programas maliciosos.

Cuando un archivo ha sido borrado por error, la clave está en no guardar nuevos datos en la unidad flash, pues al hacerlo este sobreescribe el archivo que ha sido borrado, haciéndolo prácticamente irrecuperable. Lo mismo aplica en casos de error o de que el ordenador no reconozca la unidad de almacenamiento flash, en estas situaciones lo mejor es mantener la calma, dejar de usar el pendrive o memoria SD y dejar el proceso de recuperación de datos en manos de expertos.

Otra causa común de fallo en estos dispositivos y que los usuarios son conscientes de hacerlo, consiste en desconectar el pendrive o memoria SD antes de la expulsión segura del ordenador o durante la transferencia de archivos.

Es tan habitual, que 1 de cada 5 usuarios encuestados por CNET manifestaron haber perdido datos de esta manera, ante la cual la mejor decisión es acudir a expertos en recuperación de datos para recuperar archivos borrados

Mantener siempre un respaldo

Un factor clave con los dispositivos de almacenamiento flash está en su vida limitada, estos dispositivos tienen un número de ciclos de almacenamiento y borrado finitos, que una vez alcanzado dejará inútil el pendrive o memoria SD. Los dispositivos de almacenamiento flash más comunes en el mercado están diseñados para soportar entre 3.000 y 5.000 ciclos, por lo que es muy sencillo que un usuario solicite recuperar archivos pasados estos ciclos.

Quedando en evidencia la volatilidad de los dispositivos de almacenamiento flash, no queda otra opción que mantener un respaldo constante de los archivos almacenados. Luis Benavente, product manager de Guardion comenta al respecto: “Muchas personas tienen fotos, documentos y demás archivos valiosos en pendrives y memorias SD y los dejan allí, aún sabiendo que es probable que fallen, lo peor es que cuando intentan solucionarlo por sí mismos, usualmente empeoran el daño.”